Una vez que un bot ha rastreado una web y ha recopilado la información necesaria, estas páginas se incluyen en un índice. Ahí se ordenan según su contenido, su autoridad y su relevancia. De este modo, cuando hagamos un consulta al motor de búsqueda le resultará mucho más fácil mostrarnos los resultados que están más relacionados con nuestra consulta.
Que la web pueda ser fácilmente rastreada por las arañas de los buscadores es el primer paso. Los ordenadores de los buscadores tienen que tener acceso a la página web para poder procesarla y mostrarla en los buscadores. Por esa razón, el crawl budget o crawl rate influye directamente en el posicionamiento: cuanto mayor es la frecuencia de rastreo de una web y más páginas rastrea, mejor es su posicionamiento. Este punto englobaría puntos en los que se especifica más abajo, como pueden ser dejar las páginas más accesibles, eliminar contenido duplicado, reparar errores 4xx, 5xx, 7xx, hacer las webs lo más ligeras posible para que el rastreador consuma menos recursos.
A todos nos gusta que nos incluyan en listados de mejores blogs, mejores perfiles de Twitter, mejores emprendedores, etc. Todo aquello que empiece por ‘mejores X’ nos encanta, ¿verdad? Incluso por muchas veces que nos mencionen o incluyan en este tipo de listados nos sigue gustando, ¿y qué hacemos cuando esto ocurre? Exacto, lo compartimos en nuestros perfiles sociales, no solo por el puro ego, si no porque estamos contentos porque incluyen un enlace a nuestra web desde otro blog, toma, ¡un backlink!
×