Una vez que las páginas son rastreadas e indexadas, llega el momento en el que actúa el algoritmo: los algoritmos son los procesos informáticos que deciden qué páginas aparecen antes o después en los resultados de búsqueda. Realizada la búsqueda, los algoritmos revisan en los índices. Así sabrán cuáles son las páginas más relevantes teniendo en cuenta los cientos de factores de posicionamiento. Y todo esto sucede en cuestión de milisegundos.
Podemos conocer aspectos como cuáles son las páginas web que más visitas le reportan, en qué páginas ha publicado guest post, si tiene un flujo de tráfico de pago o la estrategia de marketing de contenidos que está llevando a cabo. De toda esta información disponible se extraen conclusiones sobre acciones que pueden ser aplicables al propio proyecto y conseguir tráfico considerado de calidad en función de los objetivos establecidos.

Off-site: El SEO off-site es la parte del trabajo SEO que se centra en factores externos a la página web en la que trabajamos. Los factores más importantes en el SEO off-site son el número y la calidad de los enlaces, presencia en redes sociales, menciones en medios locales, autoridad de la marca y rendimiento en los resultados de búsqueda, es decir, el CTR que tengan nuestros resultados en un motor de búsqueda. Seguro que estás pensando que todo esto está muy bien y que es muy interesante pero que tu está aquí para saber porque necesitas el SEO en tu web y que beneficios obtendrás si lo integras en tu estrategia online.


Dentro de las redes sociales, tenemos la opción de contratar publicidad. Evidentemente, esto no es una opción para conseguir tráfico web gratis. Pero si puede resultar útil para promocionar alguna publicación del blog, o productos y servicios a los que se busque dar salida. Gracias a la segmentación que ofrecen las redes sociales, este flujo de tráfico web será bastante cualificado (siempre y cuando se haya configurado la campaña correctamente).

Mantener centrado el tema de nuestro sítio web: Es imprescindible para conseguir tráfico de valor. Cuanto mas se ciña a un tema central, el contenido será mejor indexado por los motores de búsqueda resultando en un mejor ranking. Hacerlo, aumenta la densidad de palabras claveen nuestro dominio, convirtiendo a nuestro sitio en un experto del tema de que se trate, generando confianza en los visitantes y, por tanto, fidelizando el tráfico.
Este cambio es consistente con lo que Google quiere de los administradores de sitios web: menos linkbuilding y más calidad, y toma en cuenta el factor de interacción de las personas con el contenido propio de cada página. Dentro de estos factores destacan: el tiempo de permanencia en el sitio web, el porcentaje de rebote, los comentarios que se realizan en la página, y las veces que se comparten en las redes sociales. Cabe mencionar las herramientas proporcionadas por Google y Bing, etc. como Herramientas de Webmaster de Google y Google Analytics (gratuita y de pago).
×