Dentro de esta estrategia mixta, para SEO puedes optar por empezar a intentar posicionar aquellas palabras clave que por ejemplo tienen un mayor CPC (Coste por Clic) en plataformas como Google AdWords, así como aquellas con un ámbito local. Así periódicamente puedes ir analizando los resultados y comprobar si esas palabras clave se han posicionado por SEO para dejar de pujar en ellas en AdWords. De esta forma, tendrás visibilidad en buscadores y aparte podrás ir reduciendo los costes directos de forma progresiva.
Al igual que el resto de nuestros servicios, te damos varias opciones entre las que podrás encontrar la más adecuada a tus necesidades, con el objetivo de posicionar tu negocio o web en los buscadores, especialmente en Google que, además de ser el más importante, se basa en más de 200 factores para posicionar las páginas web, y no todo el mundo los domina.
En SEM, si optimizas la campaña correctamente aparecerás en la primera página casi de forma instantánea, e incluso en la primera posición. Es fácil, mientras inviertas en la campaña tendrás visibilidad. Y si pujas mucho, puedes salir primero. No obstante, a la larga, no es solo una cuestión de pujar mucho, sino de estructurar la campaña y optimizarla correctamente. Con SEM es posible salir primero y pagar menos que el segundo. Aunque en entornos hipercompetitivos, lo lógico es que se salga mejor posicionado según se puje.

Bajo porcentaje de conversiones. Esto habría que matizarlo ya que se puede tener un porcentaje de conversiones bajo aun teniendo tráfico de calidad. Si la estrategia de keywords que rige la web está bien montada se va a atraer tráfico cualificado, pero no se cierran conversiones por otras cuestiones como falta de confianza en la web, la mala proyección de una imagen de marca sólida o descripciones de productos pobres que no inviten a la compra por no usar copywriting .


Es el cofundador de NP Digital. The Wall Street Journal lo llama el influenciador más importante en Internet, Forbes dice que es uno de los 10 especialistas en marketing más importantes, y Entrepreneur Magazine dice que creó una de las empresas más brillantes. Neil es autor best seller del New York Times y fue reconocido como uno de los 100 empresarios más importantes menores de 30 años por el presidente Obama, y como uno de los 100 más importantes menores de 35 años por las Naciones Unidas.
Por otra parte, no hay que confundir el SEO con el SEM. El SEO es posicionamiento orgánico y no exige pago alguno al buscador, y el SEM (Search Engine Marketing) se refiere a la gestión de enlaces patrocinados o de pago en los sistemas publicitarios de los motores de búsqueda. Para realizar las campañas SEM, los motores de búsqueda ofrecen herramientas de publicación de anuncios, como Google AdWords, que es la más popular.
Utilizar todo tipo de medios y opciones de promoción en Internet, como intercambios con otros medios relacionados, menciones, comentarios, publicaciones, compra de publirreportajes y post patrocinados (estos dos últimos podrían encuadrarse también dentro del SEO On Page como marketing de contenidos, pero dado que son externos a la web se deberían de encuadrar cómo acciones de SEO Off Page)…
Cuando publicas una nueva página Web tienes la esperanza de que a los pocos días te llegará el éxito por el hecho de que tu empresa ya está en Internet. Pero pasan los días, las semanas, incluso los meses, y esa ilusión inicial se va desvaneciendo poco a poco hasta llegar al punto de que la realidad nos hace ver claramente de que eso no va a pasar, por lo menos no como esperabas.
2. Alexa. La veterana, en funcionamiento desde 1996. Proporciona información bastante detallada sobre las visitas a una web: ranking de popularidad en todo el mundo y en el país de referencia, nivel de reputación, porcentaje estimado global de internautas que han visitado el sitio en hasta el último año (y su comparación con la competencia), cuota en el porcentaje total de páginas vistas en Internet, cifra estimada de páginas vistas únicas por usuario y su evolución, tasa de rebote, tiempo de permanencia en el sitio y porcentaje de visitas que proceden de buscadores. Además, ofrece información sobre los términos de búsqueda, el perfil de la audiencia (edad, sexo, nivel educativo, localización) y las principales fuentes de tráfico hacia el site. Recoge la información de los usuarios que tienen instalada la Alexa Tool Bar.
Por lo tanto, se trata de conseguir aparecer en los primeros resultados (lo ideal es en la primera pagina, y a ser posible, en las cinco primeras posiciones) de un buscador para un conjunto de búsquedas que nos interesan, pero sin tener que pagar un coste directo publicitario por cada visita, gracias a que somos muy relevantes y/o populares. Y es que para dar respuesta a una búsqueda, los diferentes buscadores evalúan decenas o incluso cientos de señales de todos los sitios web, para determinar cuáles son los que mejor respuesta dan a dicha búsqueda, con el objetivo de que los usuarios tengan la mejor experiencia posible y encuentren lo que buscan rápida y fácilmente.
Y una vez que nuestra campaña SEM funciona, no debemos verla como una estrategia que sustituye al SEO, sino como una estrategia adicional y complementaria. Mientras nuestra campaña sea rentable, podemos usar este tipo de publicidad para generar conversiones, visitas o ventas de forma recurrente y continua. En nuestro caso, todavía mantenemos campañas que empezaron en 2006 y 2007. De hecho, para muchos negocios la estrategia SEM es la que atrae la mayor parte de las conversiones y resulta imprescindible. Sin embargo, también hay negocios en los que la estrategia SEM es difícil de rentabilizar y está limitada, siendo el SEO la que prevalece.
Definir una estrategia SEO con implicaciones a corto, medio y largo plazo y ejecutarla requiere del trabajo de uno o varios especialistas que conozcan perfectamente esta tarea. Ello incluye personal con conocimientos técnicos a nivel web para trabajar aquellos aspectos relacionados con la tecnología de nuestra web (velocidad de carga, optimización de etiquetas y código HTML…) y personal especializado en la generación de contenido, es decir, personas que sepan escribir y comunicar. En muchas ocasiones es difícil encontrar una persona que sea capaz de trabajar con eficacia ambas, por lo que puede ser interesante disponer de dos perfiles diferentes (uno más técnico y otro enfocado en la redacción y copy) o trabajar con una agencia que dé el servicio completo. En caso contrario, nuestra estrategia SEO puede cojear.
Conclusión: debes hacer un estudio de keywords y valorar si te compensa trabajar más ciertas long tail que palabras clave más genéricas con un gran volumen de búsquedas. Si el resultado de ese estudio es que por el momento no puedes competir contra quienes ya están posicionados, puede que te convenga centrarte en otras keywords de nicho que te hagan aumentar el tráfico web y las conversiones.
En el año 2000 Google lanzó la Google Toolbar, una barra de herramientas que entre otras cosas mostraba la métrica pública del PageRank. El PageRank de la barra de Google va de 0 a 10, siendo 10 el máximo, una valoración alcanzada por muy pocas webs. El PageRank público se fue actualizando periódicamente hasta diciembre de 2013, cuando tuvo lugar la última actualización hasta la fecha.
Crear títulos únicos y descripciones pertinentes del contenido de cada página. Cada página es una tarjeta de presentación para el buscador. Los títulos y descripciones son puntos de partida para la identificación de los términos relevantes a lo largo de la web por los buscadores. Las mejores prácticas recomiendan escribir títulos de entre 60 y 70 caracteres.
Si ya has logrado lucirte con los contenidos, no debes creer que está todo hecho. La forma de navegarlos, de ingresar, de explorar y de comprar en tu sitio debe ser amigable para el usuario. Su recorrido debe ser fluido, sin pérdidas de tiempo, errores u obstáculos. Nadie generará confianza y reputación sobre una marca que no prioriza la experiencia del usuario en su sitio.
¿A qué se puede deber?….Quzá hay anuncios que como tienen un fin comercial ofrezcan al usuario un contenido que no es el que están buscando. Sin embargo, si se diseña la campaña SEM adecuadamente, esto no debería ocurrir en gran medida. Si la búsqueda tiene una intención comercial, un anuncio puede ser igual o más relevante que un resultado SEO, dada la gran información que puede contener (Google ha ampliado recientemente la extensión de sus anuncios).
Una estrategia de posicionamiento web requiere de mucha paciencia y dedicación. No puedes esperar grandes resultados si no estás dispuesto a invertir el tiempo que se necesita. Para no perder el ritmo es fundamental que te organices, así que desarrolla un plan de objetivos mensuales con las diferentes tácticas SEO que vas a implementar para tener un mayor control de tus acciones y así poder evaluarlas.
White Hat SEO: Consiste en todas aquellas acciones éticamente correctas y que cumplen las directrices de los motores de búsqueda para posicionar una página web e los resultados de búsqueda. Dado que los buscadores dan una mayor importancia a las páginas que mejor responden a una búsqueda del usuario, el White Hat comprende las técnicas que buscan hacer más relevante una página para los buscadores a través de aportar valor para sus usuarios.
×