White Hat SEO: Consiste en todas aquellas acciones éticamente correctas y que cumplen las directrices de los motores de búsqueda para posicionar una página web e los resultados de búsqueda. Dado que los buscadores dan una mayor importancia a las páginas que mejor responden a una búsqueda del usuario, el White Hat comprende las técnicas que buscan hacer más relevante una página para los buscadores a través de aportar valor para sus usuarios.
Entrevistas: Este tipo de entradas son muy útiles cuando quieres obtener visibilidad en un tema muy concreto. Debes seleccionar un sector y contactar con algún referente que quiera participar en una entrevista contigo. De manera similar a las entradas colaborativas, cuando publiques la entrada, el entrevistado la compartirá en sus redes sociales e incluso podrá ponerte un enlace en su sitio web.

SEO on page. La primera parte, y por la que habitualmente se suele empezar, es la optimización del propio site, ya que es de vital importancia que este sea adecuado a lo que demandan los usuarios y los buscadores para poder ir escalando posiciones en ellos. Para trabajar correctamente el SEO on page es necesario tener en cuenta ciertas variables que influyen en que tu web esté correctamente optimizada. Así, hay que realizar un análisis previo de palabras clave para saber qué keywords emplear, tanto en títulos y en subtítulos como en el contenido y, cómo no, en las URL. El tiempo de carga también hay que trabajarlo, así como esforzarse por mejorar la experiencia del usuario. Y, por último, no te olvides de la optimización del código.


Dentro del marketing de contenidos otro truco es inscribirse en distintos agregadores de contenidos para difundir los artículos de la página web. La mayoría de estas plataformas suelen estar divididas en distintos bloques temáticos, otras son monotema. De todos modos, en cualquiera de ellas, los usuarios pueden escoger las lecturas según su interés, por lo que, además de generar tráfico web, éste estará altamente cualificado.

Dentro de las redes sociales, tenemos la opción de contratar publicidad. Evidentemente, esto no es una opción para conseguir tráfico web gratis. Pero si puede resultar útil para promocionar alguna publicación del blog, o productos y servicios a los que se busque dar salida. Gracias a la segmentación que ofrecen las redes sociales, este flujo de tráfico web será bastante cualificado (siempre y cuando se haya configurado la campaña correctamente).


Bajo porcentaje de conversiones. Esto habría que matizarlo ya que se puede tener un porcentaje de conversiones bajo aun teniendo tráfico de calidad. Si la estrategia de keywords que rige la web está bien montada se va a atraer tráfico cualificado, pero no se cierran conversiones por otras cuestiones como falta de confianza en la web, la mala proyección de una imagen de marca sólida o descripciones de productos pobres que no inviten a la compra por no usar copywriting .
Si tienes un negocio online o quieres crear uno, es probable que hayas tenido que rastrear internet en busca de información sobre estos conceptos, y seguramente la habrás encontrado, pero habrás notado que todos o la mayoría de ellos se centran en qué es, en qué consiste o cómo llevarlo a cabo, y no responden a esta pregunta tantas veces formulada tanto por clientes como por empresas:
Implementar Google My Business para lograr el geo-posicionamiento en este buscador y de esta forma aparecer en el mapa que aparece en estos resultados de búsqueda. Para ello es necesario pedir un código de verificación y dar de alta el negocio en las plataformas. Una vez hecho esto, es necesario el relleno completo del perfil y la consecución de reseñas y valoraciones.
Al principio los motores de búsqueda se basaban en el número de veces que se repetía una palabra. Al hacer una búsqueda rastreaban en su índice esos términos para encontrar qué páginas los tenían en sus textos, posicionando mejor la que más veces lo tenía repetido. Actualmente, son más sofisticados y basan sus índices en cientos de aspectos diferentes. La fecha de publicación, si contienen imágenes, vídeos o animaciones, microformatos, etc. son algunos de esos aspectos. Ahora dan más prioridad a la calidad del contenido.

Piensa que, al realizar búsquedas en internet, el usuario está buscando un contenido que dé respuesta o solución a su problema, por lo que es muy importante que tu post esté enfocado en solventar sus dudas. En este caso, antes de redactar el post, el primer paso es buscar qué keyword emplear para poder posicionarse y dar solución, mediante la redacción del post, a las necesidades de los usuarios.

PPC: la publicidad de pago es el método más rápido para conseguir tráfico web, pero también el más efímero, ya que en el momento en el que se acaba la inversión, se acaba el flujo de visitas. Además, con esta publicidad no se mejora el posicionamiento de la página web, sino de los anuncios. Cuando se está empezando puede ser un buen método para conseguir tráfico web rápido y disfrutar de una visibilidad prácticamente inmediata.
Una vez que las páginas son rastreadas e indexadas, llega el momento en el que actúa el algoritmo: los algoritmos son los procesos informáticos que deciden qué páginas aparecen antes o después en los resultados de búsqueda. Realizada la búsqueda, los algoritmos revisan en los índices. Así sabrán cuáles son las páginas más relevantes teniendo en cuenta los cientos de factores de posicionamiento. Y todo esto sucede en cuestión de milisegundos.
×