Se consideraron factores externos a la página (PageRank y análisis de vínculos) a la par que factores internos (frecuencia de palabra clave, etiquetas meta, cabeceras, vínculos y estructura del sitio web, velocidad de carga de la página), para permitir a Google evitar el tipo de manipulación vista en motores de búsqueda que solo consideraban factores internos de la página para las clasificaciones.
Un modo muy efectivo de conseguir tráfico web es con publicaciones virales. El problema está en conseguir la viralidad. No hay una fórmula secreta para ello, pero una publicación muy visual que toque un tema de actualidad y que se trate con humor, tiene muchas más papeletas de impactar en los seguidores. Si se consigue, se logrará generar tráfico web además de una campaña de branding efectiva.
Aquellos que trabajamos con internet estamos obsesionados por aparecer en los primeros resultados de Google, lo que podemos definir como el “síndrome del posicionamiento”. Si eres empresario, emprendedor o estás a punto de lanzar tu negocio online tú también pensarás que quieres aparecer cuanto más alto de la búsqueda. En The Social Media Family queremos ser tu agencia de marketing digital y trabajaremos juntos para mejorar tu posicionamiento en buscadores, ¿hablamos?
El interés del webmaster es optimizar la estructura de una web y el contenido de la misma, así como la utilización de diversas técnicas de linkbuilding, linkbaiting o contenidos virales, aumentando la notoriedad de la web, debido al aumento de menciones. El objetivo es aparecer en las posiciones más altas posibles de los resultados de búsqueda orgánica para una o varias palabras claves concretas.
En 2004, los motores de búsqueda habían incorporado un amplio número de factores sin publicar en sus algoritmos de clasificación para reducir el impacto de la manipulación de vínculos. En junio de 2007, Hansell, del New York Times, declaró que los motores de búsqueda estaban usando más de 200 factores. Los principales motores de búsqueda, Google, Bing y Yahoo, no publican los algoritmos que usan para posicionar páginas web. Algunos posicionadores o SEO han estudiado distintas maneras de tratar la optimización de los motores de búsqueda, y han compartido sus opiniones. Patentes relacionadas con los motores de búsqueda pueden proveer información para entender mejor a los motores de búsqueda.
En el caso de la publicidad de pago (SEM), como se trata de un sistema de pujas, podemos elegir todas las palabras clave para las que queremos salir, pagando, claro, si recibimos clics por ellas. Ello permite identificar aquellas keywords que traen tráfico cualificado y que nos generan conversiones. Por lo tanto, nos sirve tanto para prospección como para conversión. No obstante, hay que tener cuidado, ya que si pujamos por palabras clave poco relevantes, los buscadores lo detectarán y nos harán pagar un coste extra para salir, dificultándonos aparecer o mostrándonos menos veces. Además, si pujamos por palabras clave muy amplias corremos el riesgo de recibir una gran cantidad de clics de baja calidad, que nos supondrán un coste elevado. Estas son las causas por las que para muchas búsquedas nadie se anuncia.
Google Instant, búsqueda en tiempo real, fue introducido a finales de 2010 en un intento de hacer los resultados de búsqueda más relevantes y recientes. Históricamente, administradores de web han gastado meses o incluso años en optimizar un sitio web para mejorar su posicionamiento. Con el aumento en popularidad de las redes sociales y blogs, los principales motores hicieron cambios en sus algoritmos para permitir contenido fresco y posicionar rápidamente en los resultados de búsqueda. En febrero de 2011, Google anunció la actualización “Panda”, la cual penaliza sitios web que contengan contenido duplicado de otros sitios y fuentes. Históricamente las páginas web han copiado contenido de otras beneficiándose en la clasificación de los motores de búsqueda aplicando esta técnica, sin embargo Google implementó un nuevo sistema en el que penaliza a las páginas web cuyo contenido no es único.
El marketing y publicidad en buscadores Web, conocido como SEM, es una alternativa muy atractiva que supone la aparición de nuestra Web en los primeros lugares del buscador Web al pagar por ellos mediante esos «Enlaces patrocinados» que aparecen antes de los resultados orgánicos, a la derecha, en el buscador Web como puede ser Google, Bing o Yahoo.
Una estrategia de posicionamiento web requiere de mucha paciencia y dedicación. No puedes esperar grandes resultados si no estás dispuesto a invertir el tiempo que se necesita. Para no perder el ritmo es fundamental que te organices, así que desarrolla un plan de objetivos mensuales con las diferentes tácticas SEO que vas a implementar para tener un mayor control de tus acciones y así poder evaluarlas.
En cuanto a la inversión en posicionamiento SEO, depende de muchos factores (aparte de los anteriores) pero principalmente de la rapidez con la que quieras o necesites posicionarte y de tu capacidad de inversión. Ten presente que el SEO comprende desde acciones de on-site/on-page, como puede ser la redacción de contenidos, el linkbuilding, la semántica de la web… hasta el off-site/off-page que comprende backlinks, intercambio de enlaces, post de autores invitados, compra de enlaces… aparte de las herramientas de pago para hacer las auditorías y análisis correspondientes. Por lo tanto en este caso no existe una cifra mínima estándar aproximada sobre la que puedas basarte.
La importancia de todo esto reside en el hecho de que Google va a empezar a penalizar el contenido que no sea mobile friendly. La incertidumbre está en “cuándo” va a implementar esta medida; no obstante, lo ideal es empezar desde ya a pensar en la adaptación al móvil, pues Google está empezando a identificar y poner alertas a aquellas plataformas que no tienen esta funcionalidad.

Se consideraron factores externos a la página (PageRank y análisis de vínculos) a la par que factores internos (frecuencia de palabra clave, etiquetas meta, cabeceras, vínculos y estructura del sitio web, velocidad de carga de la página), para permitir a Google evitar el tipo de manipulación vista en motores de búsqueda que solo consideraban factores internos de la página para las clasificaciones.
Metadescripción: este es el texto que aparece en los resultados de búsqueda (SERP). La metadescripción no afecta a tu SEO directamente, pero sí que es una etiqueta importante porque influye en el número de visitas que recibes desde los motores de búsqueda. Cuando redactes la metadescripción de tus páginas, trata de incluir tus palabras clave y un call to action ("conócenos", "visítanos", "cotiza hoy", etc.). Recuerda que no debe excederse de 155 caracteres.
¡Y aquí viene el gran consejo del día! Debemos ser intuitivos a la hora de elegir las keywords que usaremos para optimizar nuestra página Web. En la actualidad existen herramientas como Planificador de Palabras Clave de Google o Google Trends que nos dan estadísticas de cuáles son las keywords más populares entre los usuarios de la Web, según nuestro negocio y sector comercial.

Se identifican aspectos como: sus intereses, las necesidades que tienen, en qué canales se encuentran, los contenidos que consumen o las inquietudes que experimentan. El análisis de estas cuestiones, unido a otros criterios de segmentación como: los datos sociodemográficos, el comportamiento en el ámbito online, el hábito de compra o los objetivos personales, conformarán el perfil de lo que se puede llamar el «cliente estándar o ideal» de la empresa. No tiene por que existir solo un perfil, ya que las motivaciones o intereses de los clientes reales de una compañía pueden ser diferentes a pesar de que tengan el mismo fin: la compra del producto o servicio.
Entrevistas: Este tipo de entradas son muy útiles cuando quieres obtener visibilidad en un tema muy concreto. Debes seleccionar un sector y contactar con algún referente que quiera participar en una entrevista contigo. De manera similar a las entradas colaborativas, cuando publiques la entrada, el entrevistado la compartirá en sus redes sociales e incluso podrá ponerte un enlace en su sitio web.
Y una vez que nuestra campaña SEM funciona, no debemos verla como una estrategia que sustituye al SEO, sino como una estrategia adicional y complementaria. Mientras nuestra campaña sea rentable, podemos usar este tipo de publicidad para generar conversiones, visitas o ventas de forma recurrente y continua. En nuestro caso, todavía mantenemos campañas que empezaron en 2006 y 2007. De hecho, para muchos negocios la estrategia SEM es la que atrae la mayor parte de las conversiones y resulta imprescindible. Sin embargo, también hay negocios en los que la estrategia SEM es difícil de rentabilizar y está limitada, siendo el SEO la que prevalece.
Hola Arturo me ha gustado mucho tu artículo para aumentar las visitas, sobre todo porque se nota que ha sido un que está currado, el cual a todos nos puede ser de utilidad en mas de una ocasión y al que tendremos que recurrir cuando nos encontremos con dificultad para hacer crecer esas visitas que tanto nos cuesta subir y que no sabemos de donde sacar. 
×