Los distintos motores de búsqueda como Google, Yahoo, Yandex o Baidu, han lanzado varias características que permite a los buscadores la facilidad de mostrar contenido relacionado con las acciones anteriores del usuario en el buscador. Cada usuario con el tiempo irá mejorando su perfil de búsqueda personalizada, donde los enlaces y páginas visitados irán adquiriendo más importancia que los no visitados.
Un saludo. Observé en casi al final del post que hablas de Mailchimp, mi comentario va orientado a este tipo de herramientas, me parece que son de las que más ayudan a obtener visitas, nada mas informar a los usuarios de Mailchimp que todo depende de la campañas que se crean, es necesario conocer un poquito de marketing para saber llamar la atención, una desventaja es que solo permite lista de 2000 suscriptores de forma gratuita.
PPC: la publicidad de pago es el método más rápido para conseguir tráfico web, pero también el más efímero, ya que en el momento en el que se acaba la inversión, se acaba el flujo de visitas. Además, con esta publicidad no se mejora el posicionamiento de la página web, sino de los anuncios. Cuando se está empezando puede ser un buen método para conseguir tráfico web rápido y disfrutar de una visibilidad prácticamente inmediata.
Se podría decir que este tipo de páginas, abrieron la puerta de forma masiva tanto a usuarios particulares como negocios. Esto se tradujo en un nuevo entorno para cientos de miles de marcas en el que poder operar y evolucionar y en el que cada vez existe una competencia más intensa (y es que ya llevamos más de 20 años disfrutando de sus grandes ventajas).
Una vez que las páginas son rastreadas e indexadas, llega el momento en el que actúa el algoritmo: los algoritmos son los procesos informáticos que deciden qué páginas aparecen antes o después en los resultados de búsqueda. Realizada la búsqueda, los algoritmos revisan en los índices. Así sabrán cuáles son las páginas más relevantes teniendo en cuenta los cientos de factores de posicionamiento. Y todo esto sucede en cuestión de milisegundos.
Cuando publicas una nueva página Web tienes la esperanza de que a los pocos días te llegará el éxito por el hecho de que tu empresa ya está en Internet. Pero pasan los días, las semanas, incluso los meses, y esa ilusión inicial se va desvaneciendo poco a poco hasta llegar al punto de que la realidad nos hace ver claramente de que eso no va a pasar, por lo menos no como esperabas. 
×