Ojo, cuando hablo de posicionamiento en buscadores, no sólo me refiero al SEO en Google. Digo esto, porque es probable que al leer el título hayas pensado que se trata de otro post sobre pasos para posicionar orgánicamente una web, pero no es el caso. El posicionamiento en buscadores es un término mucho más amplio que solo SEO, ya que los buscadores también ofrecen la posibilidad de posicionar anuncios o resultados locales de búsqueda.
¡Y aquí viene el gran consejo del día! Debemos ser intuitivos a la hora de elegir las keywords que usaremos para optimizar nuestra página Web. En la actualidad existen herramientas como Planificador de Palabras Clave de Google o Google Trends que nos dan estadísticas de cuáles son las keywords más populares entre los usuarios de la Web, según nuestro negocio y sector comercial.

El siguiente punto a tratar es la optimización de la web, tanto a nivel estético como a nivel de contenidos, para hacer que el usuario se sienta cómodo y pase más tiempo en ella. Dentro de este punto, y muy relacionado con él, podemos mencionar también el esfuerzo que se debe realizar para conseguir una web fácil e intuitiva en la que no te pierdas navegando. Así que ya sabes, elimina todos aquellos elementos que entorpezcan la visibilidad y la experiencia del usuario en la web.
Hola Arturo me ha gustado mucho tu artículo para aumentar las visitas, sobre todo porque se nota que ha sido un que está currado, el cual a todos nos puede ser de utilidad en mas de una ocasión y al que tendremos que recurrir cuando nos encontremos con dificultad para hacer crecer esas visitas que tanto nos cuesta subir y que no sabemos de donde sacar.
En 2004, los motores de búsqueda habían incorporado un amplio número de factores sin publicar en sus algoritmos de clasificación para reducir el impacto de la manipulación de vínculos. En junio de 2007, Hansell, del New York Times, declaró que los motores de búsqueda estaban usando más de 200 factores. Los principales motores de búsqueda, Google, Bing y Yahoo, no publican los algoritmos que usan para posicionar páginas web. Algunos posicionadores o SEO han estudiado distintas maneras de tratar la optimización de los motores de búsqueda, y han compartido sus opiniones. Patentes relacionadas con los motores de búsqueda pueden proveer información para entender mejor a los motores de búsqueda.
Black Hat SEO: Se llama black hat al intento de mejorar el posicionamiento en buscadores de una página web mediante técnicas poco éticas o que contradicen las directrices del motor de búsqueda. Algunos ejemplos de Black Hat SEO son el Cloaking, Spinning, SPAM en foros y comentarios de blogs, o el Keyword Stuffing. El black hat puede proporcionar beneficios en el corto plazo, pero generalmente es una estrategia arriesgada, sin continuidad en el largo plazo y que no aporta valor.
En primer lugar construir una página web y para ello necesitan de un empresa que les provea del Hosting y de un software para que puedan albergar la página y puedan construirla sin la necesidad de ningún diseñador, yo recomiendo Homestead ya que esta empresa me da las herramientas para poder colocar los Meta tag que es lo que los principales buscadores buscan cuando hay nuevas website y es de ahí de donde sacan la información para posicionarla. Otra cosa que te recomiendo cuando haces tu página web es tratar de hacer mas de 20 páginas con información ya que los principales buscadores estan en busca de páginas de buen contenido y eso va a darte un buen posicionamiento y como vas a tener tanta información vas a aparecer no solo por un tema si no por varios generando mas tráfico. En caso ya cuentes con una página web lo que te recomiendo verifica tu Meta Tag y ingresa mucha información y mas páginas a tu website. Para informacion de Homestead visita el siguiente Link:
Tener un flujo considerable de tráfico web no es un buen dato si estas visitas no son de calidad. Las técnicas para conseguir tráfico web cualificado son bastante variadas y no todas tienen la misma eficacia en las distintas páginas web. Para aumentar las visitas al blog o a la web se debe ir probando hasta encontrar aquel modo que resulte más efectivo para el proyecto que se tiene entre manos, o para cumplir los objetivos establecidos.

Al comienzo, todo lo que los administradores de páginas web tenían que hacer era enviar la dirección de una página web, o URL, a los diferentes motores, los cuales enviarían una araña web o rastreador web para inspeccionar ese sitio, extraer los vínculos hacia otras páginas que tenía esa web y devolver la información recogida para ser indexada. El proceso involucra a un araña web perteneciente al motor de búsqueda, que descarga una página y la almacena en los servidores de la empresa, donde un segundo programa, conocido como indexador, extrae información sobre la página. Entre ella, las palabras que contiene y dónde están localizadas, la relevancia de palabras específicas y todos los vínculos que contiene la página, los cuales se almacenan para ser rastreados posteriormente por la araña web.
Una vez que las páginas son rastreadas e indexadas, llega el momento en el que actúa el algoritmo: los algoritmos son los procesos informáticos que deciden qué páginas aparecen antes o después en los resultados de búsqueda. Realizada la búsqueda, los algoritmos revisan en los índices. Así sabrán cuáles son las páginas más relevantes teniendo en cuenta los cientos de factores de posicionamiento. Y todo esto sucede en cuestión de milisegundos.
×