Lo primero que debemos tener, y espero que ya tengas, es una página Web propia; ese es el centro de operaciones de nuestro negocio en Internet ¿Es obligatoria? ¡Por supuesto! Da igual que seas una multinacional o una pequeña empresa local. Todo profesional del Marketing por Internet sabe por su experiencia que poco hay que hacer si no tenemos una página Web desde donde se detalle nuestro perfil como empresa, nuestro producto o servicio, y donde el cliente pueda revisar y estar al día de nuestra oferta comercial.
El marketing y publicidad en buscadores Web, conocido como SEM, es una alternativa muy atractiva que supone la aparición de nuestra Web en los primeros lugares del buscador Web al pagar por ellos mediante esos «Enlaces patrocinados» que aparecen antes de los resultados orgánicos, a la derecha, en el buscador Web como puede ser Google, Bing o Yahoo.

En el caso de SEM, se requiere de un profesional que sepa cómo funcionan las principales plataformas de pago en buscadores, especialmente Google AdWords. Estas plataformas son cada vez más complejas cuando se conoce cómo funcionan realmente, pero nos dan muchas facilidades para montar una campaña en pocos minutos, por lo que a la vez es extremadamente fácil y rápido crear una campaña que gaste tontamente nuestro dinero sin conseguir apenas resultados. Teniendo en cuenta que cada clic que nos hagan nos supondrá un coste adicional al del propio profesional, debemos tenerlo en cuenta.
Te preguntarás: "¿pero esto qué tiene que ver con una estrategia de SEO?" La cuestión es que saber quién es tu buyer persona es un dato de información importante que debes tener en cuenta en cada paso de cualquier estrategia. Es una tarea a la que no muchos le dan la prioridad que se merece y, sin duda, puede determinar el éxito de tu estrategia de posicionamiento web. 
Truco: se debe realizar una actualización periódica de los post. Aquellos que tienen un posicionamiento deficiente o que les falta ‘algo’ para aparecer, al menos, en primera página deben ser los primeros a retocar. Para pegarles un empujón se revisa la densidad de keywords, se insertan vídeos y enlaces internos, se incluyen long tail, optimización de fotografías y se completa con la información más fresca. Estas actuaciones y otras que mejoren la calidad del artículo harán que, en un tiempo, ese post mejore su puesto en el ranking del buscador y, por tanto, obtendrá un mayor flujo de tráfico web derivado de la visibilidad ganada.
El tiempo de estancia en la página web es determinante para clasificar la calidad de las visitas, por lo que, trabajando ciertos aspectos, se conseguirá que el tráfico que llega a la página web lo haga porque realmente le interesa lo que le estamos ofreciendo y, además, su tiempo de estancia será mayor. Google tendrá esto en cuenta para mejorar la posición en su ranking.
Así como sucede a la hora de planificar las estrategias en buscadores Web de Internet, en redes sociales también se puede acelerar nuestra presencia y marketing con las herramientas de pago, elaborando anuncios que nos destaquen frente a otras ofertas. Pero una vez más, al igual que en los buscadores Web, todo esto debe ser bien estudiado para que nuestras acciones e inversión económica nos lleven a los resultados esperados.
Del mismo modo, no puedes olvidar enlazar tu sitio con Google Analytics, la herramienta gratuita de analítica web de Google. Es imprescindible contar con esta herramienta para analizar todo tu tráfico online y determinar tus métricas de marketing; algunas que te ayudarán a evaluar tu posicionamiento son el número de sesiones, el tráfico por canal, los usuarios nuevos y recurrentes o el total de conversiones, entre otras.
En promedio 1.5 horas[cita requerida] se utiliza para realizar linkbuilding. Sin embargo, esto depende de la capacidad del proyecto, en todo caso se[¿quién?] recomienda siempre tener un comportamiento natural ya que el buscador/es pueden sospechar de estrategias black hat SEO utilizadas para obtener mayor cantidad de enlaces no-naturales en menor tiempo, lo que conlleva a una penalización por parte del buscador hacia la web que realiza estas técnicas.
Una vez que un bot ha rastreado una web y ha recopilado la información necesaria, estas páginas se incluyen en un índice. Ahí se ordenan según su contenido, su autoridad y su relevancia. De este modo, cuando hagamos un consulta al motor de búsqueda le resultará mucho más fácil mostrarnos los resultados que están más relacionados con nuestra consulta.

En el SEO, por norma general no hay un gran baile de posiciones en los rankings, ya que son cientos de factores los que se consideran y es difícil que una única señal produzca cambios imporantes. Los cambios grandes suelen venir cuando los algoritmos de los buscadores implementan modificaciones que afectan a la ponderación de algunas señales. Esto suele ocurrir algunas veces cada año. Por ello, si una web está muy bien posicionada, es difícil superarla en un corto espacio de tiempo.

Los administradores de páginas web y proveedores de contenido comenzaron a optimizar sitios web en los motores de búsqueda a mediados de la década de 1990, tan pronto los motores de búsqueda comenzaban a catalogar la primera Internet. En un principio, sitios como Yahoo! ofrecían la inclusión a los sitios que solicitasen motu proprio su indexación, que era manual.
Por lo tanto, se trata de conseguir aparecer en los primeros resultados (lo ideal es en la primera pagina, y a ser posible, en las cinco primeras posiciones) de un buscador para un conjunto de búsquedas que nos interesan, pero sin tener que pagar un coste directo publicitario por cada visita, gracias a que somos muy relevantes y/o populares. Y es que para dar respuesta a una búsqueda, los diferentes buscadores evalúan decenas o incluso cientos de señales de todos los sitios web, para determinar cuáles son los que mejor respuesta dan a dicha búsqueda, con el objetivo de que los usuarios tengan la mejor experiencia posible y encuentren lo que buscan rápida y fácilmente.
En SEO los contenidos de las páginas que aparecen en los primeros resultados de búsqueda orgánicos se posicionan por la relevancia del sitio web dentro de una determinada temática o sector y por la calidad de sus contenidos. Por lo tanto es más probable que el usuario pueda encontrar la respuesta a lo que busca en los resultados de búsqueda orgánicos.
Añadir testimonios, incluya en su sitio opiniones reales de sus clientes, solicita a dos o tres de tus clientes que en una pequeña oración la experiencia de haber comprado tu producto pídele permiso para usar su opinión en tu web, este simple detalle inspirara mas confianza en su clientes potenciales por lo tanto mejorara la conversión de la pagina .
Se consideraron factores externos a la página (PageRank y análisis de vínculos) a la par que factores internos (frecuencia de palabra clave, etiquetas meta, cabeceras, vínculos y estructura del sitio web, velocidad de carga de la página), para permitir a Google evitar el tipo de manipulación vista en motores de búsqueda que solo consideraban factores internos de la página para las clasificaciones.
Linkbuilding o construcción de enlaces, es una técnica de SEO que consiste en conseguir que otras páginas web enlacen a la página que interesa que los buscadores consideren relevante y la posicionen mejor en sus rankings. La técnica puede hacerse de manera natural, cuando otras webs enlazan sin previo acuerdo por algún hecho o dicho, o bien de manera artificial, cuando se simula que los enlaces se han conseguido de manera natural.
×