¿Tienes una web desde hace algún tiempo y no logras posicionarla en los buscadores ni a tiros? ¿Consideras más sencillo pellizcar paredes que posicionar tu página en los principales buscadores? Tranquilo, en este post vas a aprender los pasos fundamentales y básicos para lograr el posicionamiento en buscadores de forma totalmente esquemática y sencilla de entender.
Dentro de esta estrategia mixta, para SEO puedes optar por empezar a intentar posicionar aquellas palabras clave que por ejemplo tienen un mayor CPC (Coste por Clic) en plataformas como Google AdWords, así como aquellas con un ámbito local. Así periódicamente puedes ir analizando los resultados y comprobar si esas palabras clave se han posicionado por SEO para dejar de pujar en ellas en AdWords. De esta forma, tendrás visibilidad en buscadores y aparte podrás ir reduciendo los costes directos de forma progresiva.

Si tenemos una empresa de limpieza, por ejemplo, y trabajamos bien el posicionamiento SEO con las keywords elegidas, conseguiremos figurar en búsquedas con términos como «limpieza de oficinas» o «limpieza de piscinas». Las personas que hagan clic sobre esos resultados son consideradas tráfico web de calidad, ya que el buscador reconoce que la web contiene información relevante que sirve como respuesta a una búsqueda focalizada de un usuario.

Aquí la cosa es que, por lo menos en mi caso, ellos analizaban las calificaciones que yo recibía para ver que no fuesen creadas por mí mismo. Si posicionas tu autoridad sobre el tema de tu interés (a través de tu blog), puedes acercarte con ellos y ofrecerte a responder preguntas. Ellos estaban encantados de que yo les ayudase, pues todos los partners elevan el valor de su servicio.


Si bien hay ocasiones en las que podemos obtener los primeros resultados SEO en unos pocos días, lo normal, sobre todo cuando tenemos un proyecto que empieza de cero, es que los resultados tarden en llegar. A veces, semanas y otras meses. El trabajo continuo y sin pausa que se vaya desarrollando (siempre habrá cosas que podamos ir mejorando o puliendo) es lo que hará que en un momento dado, nuestro portal despegue. Esto es así porque los buscadores quieren asegurarse de que nuestro proyecto es serio y a largo plazo. A veces ocurre que hemos hecho un trabajo impecable de optimización y no obtenemos apenas resultados visibles. Y, de repente, un buen día, nuestro posicionamiento se dispara, simplemente habiendo continuado con un trabajo continuo pero sin haber hecho ninguna acción que por ella sola justifique este despegue. Y a partir de entonces, debemos dedicarnos a mantenerlo y a seguir mejorarlo, porque también puede perderse.
Si tienes un negocio online o quieres crear uno, es probable que hayas tenido que rastrear internet en busca de información sobre estos conceptos, y seguramente la habrás encontrado, pero habrás notado que todos o la mayoría de ellos se centran en qué es, en qué consiste o cómo llevarlo a cabo, y no responden a esta pregunta tantas veces formulada tanto por clientes como por empresas:
La mayor ventaja que tiene el SEM, frente a otras estrategias de Marketing digital como el SEO, es que puedes, en pocas horas, aparecer el primero cuando un usuario busque algo que esté relacionado con tu producto o servicio. Es decir, cuando un usuario pasa a ser «potencial cliente», asumiendo que si una persona busca “estudio de diseño Web en Barcelona” es porque está interesada en contratar esos servicios y, asumiendo que nuestra página Web es atractiva y valiosa para ese potencial cliente, es muy probable que se generen muchos contactos y ventas.
Hola Sergio, buen artículo, en si nosotros como estrategia monitoreamos la experiencia del usuario con la herramienta de Google Analytics y con SumoMe. En base a eso vamos mejorando o reordenando el contenido para una mayor retención en el sitio. Lo otro que hacemos es competir de forma local ser fuertes en la zona donde residimos. Además cuidar todos los aspectos básicos del SEO.
El concepto de SEO (Search Engine Optimization) se refiere al trabajo de optimización y de aumento de la popularidad de un sitio web, con el objetivo de que dicho sitio sea rastreable por los motores de búsqueda, indexado correctamente y suficientemente relevante para que algunas o muchas de las páginas sean mostradas en las primeras posiciones de los buscadores para determinadas consultas de búsqueda de los usuarios.
Las primeras versiones de los algoritmos de búsqueda se basaban en la información proporcionada por los administradores de las páginas web, como las palabras clave de las metaetiquetas, o ficheros indexados en motores como ALIWEB. Las metaetiquetas ofrecen una guía para el contenido de cada página. Usar metadatos para indexar una página fue un método no demasiado preciso, ya que las palabras provistas por el administrador de sitio web en las metaetiquetas podía ser una representación no precisa del contenido real de la página web. Unos datos imprecisos, incompletos e inconsistentes en las metaetiquetas podían causar, y causaron, que ciertas páginas se posicionaran muy alto para búsquedas irrelevantes.3​ Los proveedores de contenido web también manipulaban una serie de atributos en el código fuente HTML de sus páginas en un intento de posicionarlas bien en los motores de búsqueda.4​ Otros sitios, como Altavista, admitían pagos por aparecer en los primeros lugares o daban más importancia a los sitios más antiguos.
Así como sucede a la hora de planificar las estrategias en buscadores Web de Internet, en redes sociales también se puede acelerar nuestra presencia y marketing con las herramientas de pago, elaborando anuncios que nos destaquen frente a otras ofertas. Pero una vez más, al igual que en los buscadores Web, todo esto debe ser bien estudiado para que nuestras acciones e inversión económica nos lleven a los resultados esperados.
Al principio los motores de búsqueda se basaban en el número de veces que se repetía una palabra. Al hacer una búsqueda rastreaban en su índice esos términos para encontrar qué páginas los tenían en sus textos, posicionando mejor la que más veces lo tenía repetido. Actualmente, son más sofisticados y basan sus índices en cientos de aspectos diferentes. La fecha de publicación, si contienen imágenes, vídeos o animaciones, microformatos, etc. son algunos de esos aspectos. Ahora dan más prioridad a la calidad del contenido.
Por defecto todos pensamos en Google y es que este buscador es el más avanzado a día de hoy en lo que al algoritmo de indexación se refiere. Este buscador es capaz de determinar en función del diseño, usabilidad, etiquetas, textos en la web, enlaces internos y externos, enlaces entrantes, .... cual será nuestra posición dentro de su directorio para según que palabras claves.

Las primeras versiones de los algoritmos de búsqueda se basaban en la información proporcionada por los administradores de las páginas web, como las palabras clave de las metaetiquetas, o ficheros indexados en motores como ALIWEB. Las metaetiquetas ofrecen una guía para el contenido de cada página. Usar metadatos para indexar una página fue un método no demasiado preciso, ya que las palabras provistas por el administrador de sitio web en las metaetiquetas podía ser una representación no precisa del contenido real de la página web. Unos datos imprecisos, incompletos e inconsistentes en las metaetiquetas podían causar, y causaron, que ciertas páginas se posicionaran muy alto para búsquedas irrelevantes.3​ Los proveedores de contenido web también manipulaban una serie de atributos en el código fuente HTML de sus páginas en un intento de posicionarlas bien en los motores de búsqueda.4​ Otros sitios, como Altavista, admitían pagos por aparecer en los primeros lugares o daban más importancia a los sitios más antiguos.
En 2005, Google también anunció una campaña en contra de la compra de enlaces con el fin de mejorar posiciones en el buscador 5​ y sugirió un nuevo atributo a añadir a estos enlaces comerciales, era rel="nofollow" (ejemplo de uso Visita esta web). El atributo "nofollow" ofrece a los webmasters un modo de indicar a los motores de búsqueda "No seguir los enlaces de esta página" o "No seguir este enlace concreto"6​
Llevar a cabo una buena estrategia de marketing de contenidos es vital para el rendimiento de una página web. Además de ayudar en materia de posicionamiento orgánico, tal y como hemos visto antes, la redacción de contenidos satisface necesidades de los usuarios y les proporciona soluciones a posibles situaciones. De este modo, se consigue transmitir una imagen muy positiva, al compartir los conocimientos y ofrecerlos de un modo altruista y desinteresado.

El posicionamiento SEO o posicionamiento natural, también denominado como resultados orgánicos, posicionamiento Natural en Buscadores SEO, optimización web u optimización en motores de búsqueda (la traducción en español de SEO, siglas en inglés del término Search Engine Optimization) o posicionamiento “Gratuito” (algo que no es cierto, simplemente es más barato y requiere de más esfuerzo y trabajo que dinero) es aquel que se consigue al lograr que una web logre aparecer por ciertos términos de búsqueda relacionados en los primeros puestos de los resultados de búsqueda sin realizar ningún tipo de pago directo por publicidad a los buscadores.

Por lo tanto, se trata de conseguir aparecer en los primeros resultados (lo ideal es en la primera pagina, y a ser posible, en las cinco primeras posiciones) de un buscador para un conjunto de búsquedas que nos interesan, pero sin tener que pagar un coste directo publicitario por cada visita, gracias a que somos muy relevantes y/o populares. Y es que para dar respuesta a una búsqueda, los diferentes buscadores evalúan decenas o incluso cientos de señales de todos los sitios web, para determinar cuáles son los que mejor respuesta dan a dicha búsqueda, con el objetivo de que los usuarios tengan la mejor experiencia posible y encuentren lo que buscan rápida y fácilmente.
Para su determinación, los buscadores tienen en cuenta múltiples factores de SEO On Page o SEO On Site. Lejos quedó aquel tiempo en que bastaba con repetir un término muchas veces para lograr posicionar la web por el mismo. Ahora podríamos decir que sobre todos los factores hay 3 verdaderamente importantes. Los dos primeros miden la experiencia de usuario y calidad de contenido y el tercero mide la optimización de tu web.
A todos nos gusta que nos incluyan en listados de mejores blogs, mejores perfiles de Twitter, mejores emprendedores, etc. Todo aquello que empiece por ‘mejores X’ nos encanta, ¿verdad? Incluso por muchas veces que nos mencionen o incluyan en este tipo de listados nos sigue gustando, ¿y qué hacemos cuando esto ocurre? Exacto, lo compartimos en nuestros perfiles sociales, no solo por el puro ego, si no porque estamos contentos porque incluyen un enlace a nuestra web desde otro blog, toma, ¡un backlink!
×