SEO on page. La primera parte, y por la que habitualmente se suele empezar, es la optimización del propio site, ya que es de vital importancia que este sea adecuado a lo que demandan los usuarios y los buscadores para poder ir escalando posiciones en ellos. Para trabajar correctamente el SEO on page es necesario tener en cuenta ciertas variables que influyen en que tu web esté correctamente optimizada. Así, hay que realizar un análisis previo de palabras clave para saber qué keywords emplear, tanto en títulos y en subtítulos como en el contenido y, cómo no, en las URL. El tiempo de carga también hay que trabajarlo, así como esforzarse por mejorar la experiencia del usuario. Y, por último, no te olvides de la optimización del código.

Las palabras claves más genéricas suelen tener un volumen de búsqueda muy amplio, pero esto también quiere decir que la competencia será mayor, si se trata de una pequeña empresa, es recomendable centrarse en las long tail, ¿Pero qué son las long tail? Se trata de palabras claves mucho más específicas, ponemos un ejemplo para que sea más sencillo de comprender.


Todos tus colegas blogueros están en la misma búsqueda que tú. Algunos quizás ya hayan recorrido gran parte del camino y estén mejor posicionados, pero lo cierto es que todos necesitan lo mismo: una networking que los potencie. Por eso, evitando los competidores directos, puedes unirte a sitios que escriban de temáticas relacionadas y armar una red de ayuda recíproca.
×