Enlaza tus páginas. Cuando escribas una publicación para tu blog, es 100% recomendable que hagas referencia a otras páginas dentro de tu página web. Es lo que se conoce como enlace interno. Tal vez puedas mostrar otra entrada que guarde relación, incorporar un hipervínculo a un servicio o producto al que hagas referencia o finalizar con la opción de contactar.
Como dijo Jack el Destripador: vamos por partes. En primer lugar, lo más sencillo: entender qué es un buscador. Google, Bing o Yandex son buscadores. También conocidos como ‘motores de búsquedas’, son sistemas que buscan archivos almacenados en servidores web. Para hacerlo, recurren a las conocidas como spiders (arañas web). En los tres casos señalados anteriormente, el usuario introduce una palabra clave y el buscador lanza una serie de direcciones web en los que aparecen temas relacionados con las palabras buscadas. Este listado es la famosa “Página de resultados del buscador”.
Un modo muy efectivo de conseguir tráfico web es con publicaciones virales. El problema está en conseguir la viralidad. No hay una fórmula secreta para ello, pero una publicación muy visual que toque un tema de actualidad y que se trate con humor, tiene muchas más papeletas de impactar en los seguidores. Si se consigue, se logrará generar tráfico web además de una campaña de branding efectiva.

Proporcionar información útil: La mejor manera de que las visitas regresen, es introducir información que sea de utilidad. Por ejemplo artículos del tipo Como hacer algo…, que den respuesta a necesidades de la gente, que le resuelvan problemas. Hay que dotar a la página de un valor añadido, que haga que nos ganemos la confianza de las visitas, de manera que estas regresen una y otra vez. Este tipo de artículos, nos facilitará vínculos desde otras páginas que harán subir el ranking de nuestro sitio, en los motores de búsqueda.
SEO es un término muy utilizado en el mundo de internet. Responde a las siglas de Search Engine Optimization (Optimización para motores de búsqueda) y podemos definirlo como un conjunto de técnicas destinadas a conseguir una indexación rápida para que una página web aparezca en las primeras posiciones al realizar una consulta determinada en un buscador. El uso correcto de las técnicas SEO hace que las webs sean más amigables para los buscadores, y esto hace aumentar la visibilidad y las visitas.
En el SEO, por norma general no hay un gran baile de posiciones en los rankings, ya que son cientos de factores los que se consideran y es difícil que una única señal produzca cambios imporantes. Los cambios grandes suelen venir cuando los algoritmos de los buscadores implementan modificaciones que afectan a la ponderación de algunas señales. Esto suele ocurrir algunas veces cada año. Por ello, si una web está muy bien posicionada, es difícil superarla en un corto espacio de tiempo.
×