Si bien hay ocasiones en las que podemos obtener los primeros resultados SEO en unos pocos días, lo normal, sobre todo cuando tenemos un proyecto que empieza de cero, es que los resultados tarden en llegar. A veces, semanas y otras meses. El trabajo continuo y sin pausa que se vaya desarrollando (siempre habrá cosas que podamos ir mejorando o puliendo) es lo que hará que en un momento dado, nuestro portal despegue. Esto es así porque los buscadores quieren asegurarse de que nuestro proyecto es serio y a largo plazo. A veces ocurre que hemos hecho un trabajo impecable de optimización y no obtenemos apenas resultados visibles. Y, de repente, un buen día, nuestro posicionamiento se dispara, simplemente habiendo continuado con un trabajo continuo pero sin haber hecho ninguna acción que por ella sola justifique este despegue. Y a partir de entonces, debemos dedicarnos a mantenerlo y a seguir mejorarlo, porque también puede perderse.
Por lo tanto, se trata de conseguir aparecer en los primeros resultados (lo ideal es en la primera pagina, y a ser posible, en las cinco primeras posiciones) de un buscador para un conjunto de búsquedas que nos interesan, pero sin tener que pagar un coste directo publicitario por cada visita, gracias a que somos muy relevantes y/o populares. Y es que para dar respuesta a una búsqueda, los diferentes buscadores evalúan decenas o incluso cientos de señales de todos los sitios web, para determinar cuáles son los que mejor respuesta dan a dicha búsqueda, con el objetivo de que los usuarios tengan la mejor experiencia posible y encuentren lo que buscan rápida y fácilmente.
Truco: la estrategia en redes sociales debe estar centrada en generar engagement con los seguidores con el fin de conseguir un flujo de tráfico web continuado en el tiempo. Apuesta por mostrar cercanía y empatía para que el vínculo entre marca y seguidores sea sólido. La interacción directa con ellos o en grupos es vital. En cuanto a las publicaciones, hay que ir intercalando de todo tipo, si bien los componentes visuales triunfan claramente. Infografías, fotografías o vídeos serán los más compartidos y los que van a generar gran parte del tráfico web del canal social.
Los estudiantes graduados en la Universidad de Stanford, Larry Page y Sergey Brin, desarrollaron Backrub, un motor de búsqueda que se basaba en un algoritmo matemático que puntuaba la relevancia de páginas web. PageRank fue el nombre del número calculado por el algoritmo, una función que cuenta con la cantidad y fuerza de vínculos entrantes. PageRank estima la posibilidad de que una página web sea vista por un usuario web que navega aleatoriamente por la web, y sigue vínculos de una página a otra. Realmente, esto significa que algunos vínculos son más fuertes que otros, por lo que una página con PageRank más alto tiene más posibilidad de ser visitada por un usuario aleatorio.
Account Executive. Tras acabar en el Grado de Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos, se especializó con el Máster en Comunicación Digital impartido por EAE Business School. Ha trabajado siempre en entornos digitales y startups, generando contenidos y gestionando páginas webs. Seguidora de las marcas en redes sociales, marketing digital y publicidad 2.0. Como millennial visualiza la vida a través de la pantalla del Smartphone.

A todos nos gusta que nos incluyan en listados de mejores blogs, mejores perfiles de Twitter, mejores emprendedores, etc. Todo aquello que empiece por ‘mejores X’ nos encanta, ¿verdad? Incluso por muchas veces que nos mencionen o incluyan en este tipo de listados nos sigue gustando, ¿y qué hacemos cuando esto ocurre? Exacto, lo compartimos en nuestros perfiles sociales, no solo por el puro ego, si no porque estamos contentos porque incluyen un enlace a nuestra web desde otro blog, toma, ¡un backlink!
×