En SEM, si optimizas la campaña correctamente aparecerás en la primera página casi de forma instantánea, e incluso en la primera posición. Es fácil, mientras inviertas en la campaña tendrás visibilidad. Y si pujas mucho, puedes salir primero. No obstante, a la larga, no es solo una cuestión de pujar mucho, sino de estructurar la campaña y optimizarla correctamente. Con SEM es posible salir primero y pagar menos que el segundo. Aunque en entornos hipercompetitivos, lo lógico es que se salga mejor posicionado según se puje.
Como dijo Jack el Destripador: vamos por partes. En primer lugar, lo más sencillo: entender qué es un buscador. Google, Bing o Yandex son buscadores. También conocidos como ‘motores de búsquedas’, son sistemas que buscan archivos almacenados en servidores web. Para hacerlo, recurren a las conocidas como spiders (arañas web). En los tres casos señalados anteriormente, el usuario introduce una palabra clave y el buscador lanza una serie de direcciones web en los que aparecen temas relacionados con las palabras buscadas. Este listado es la famosa “Página de resultados del buscador”.
Si tienes un negocio online o quieres crear uno, es probable que hayas tenido que rastrear internet en busca de información sobre estos conceptos, y seguramente la habrás encontrado, pero habrás notado que todos o la mayoría de ellos se centran en qué es, en qué consiste o cómo llevarlo a cabo, y no responden a esta pregunta tantas veces formulada tanto por clientes como por empresas:

Muchas gracias por la información, ciertamente de provecho. Nosotros nos encontramos continuamente intentando promocionar nuestro establecimiento ecológico pero lo último que queremos es convertirnos en spam, de modo que creo que realizaré un pequeño vídeo explicando cómo funciona nuestro sistema de energía geotérmica… además de otras muchas cosas.
A todos nos gusta que nos incluyan en listados de mejores blogs, mejores perfiles de Twitter, mejores emprendedores, etc. Todo aquello que empiece por ‘mejores X’ nos encanta, ¿verdad? Incluso por muchas veces que nos mencionen o incluyan en este tipo de listados nos sigue gustando, ¿y qué hacemos cuando esto ocurre? Exacto, lo compartimos en nuestros perfiles sociales, no solo por el puro ego, si no porque estamos contentos porque incluyen un enlace a nuestra web desde otro blog, toma, ¡un backlink!
×