Recuerda que debemos buscar la optimización de los recursos de nuestra empresa. En este sentido no podemos mantener ilimitadamente un presupuesto solo para pagar la publicidad en los motores de búsqueda. Debemos verlo más bien como una ayuda inicial para que tu página Web vaya ganando visibilidad hasta que el SEO haga efecto y sea visibilidad pase a ser gratuita.
En cualquier caso, tanto para SEO como para SEM debemos tener en mente que quien lo ejecute debe ser un profesional bien formado en estos ámbitos, y mejor si tiene experiencia. El mundo online cada vez es más competitivo y se ha profesionalizado mucho, por lo que si otros lo hacen mejor que nosotros, ya sea porque tienen más experiencia o mayor presupuesto y recursos, es más probable que se posicionen mejor. Por ello, tendremos que definir nuestros objetivos de marketing en base a con quién competimos, y ser razonables sobre lo que podemos conseguir con nuestros recursos.
La importancia de todo esto reside en el hecho de que Google va a empezar a penalizar el contenido que no sea mobile friendly. La incertidumbre está en “cuándo” va a implementar esta medida; no obstante, lo ideal es empezar desde ya a pensar en la adaptación al móvil, pues Google está empezando a identificar y poner alertas a aquellas plataformas que no tienen esta funcionalidad.
Enlazar internamente las páginas de nuestro sitio de manera ordenada y clara. Un «mapa del sitio web» en el código (tanto el de Google como uno presente en el sitio) permitirá dar paso al buscador por las diferentes secciones del sitio en forma ordenada, mejorando su visibilidad. Incluidos los archivos RSS que también pueden ser utilizados como sitemaps.
Al comienzo, todo lo que los administradores de páginas web tenían que hacer era enviar la dirección de una página web, o URL, a los diferentes motores, los cuales enviarían una araña web o rastreador web para inspeccionar ese sitio, extraer los vínculos hacia otras páginas que tenía esa web y devolver la información recogida para ser indexada. El proceso involucra a un araña web perteneciente al motor de búsqueda, que descarga una página y la almacena en los servidores de la empresa, donde un segundo programa, conocido como indexador, extrae información sobre la página. Entre ella, las palabras que contiene y dónde están localizadas, la relevancia de palabras específicas y todos los vínculos que contiene la página, los cuales se almacenan para ser rastreados posteriormente por la araña web.
Ojo, cuando hablo de posicionamiento en buscadores, no sólo me refiero al SEO en Google. Digo esto, porque es probable que al leer el título hayas pensado que se trata de otro post sobre pasos para posicionar orgánicamente una web, pero no es el caso. El posicionamiento en buscadores es un término mucho más amplio que solo SEO, ya que los buscadores también ofrecen la posibilidad de posicionar anuncios o resultados locales de búsqueda.
White Hat SEO: Consiste en todas aquellas acciones éticamente correctas y que cumplen las directrices de los motores de búsqueda para posicionar una página web e los resultados de búsqueda. Dado que los buscadores dan una mayor importancia a las páginas que mejor responden a una búsqueda del usuario, el White Hat comprende las técnicas que buscan hacer más relevante una página para los buscadores a través de aportar valor para sus usuarios.
Aquí la cosa es que, por lo menos en mi caso, ellos analizaban las calificaciones que yo recibía para ver que no fuesen creadas por mí mismo. Si posicionas tu autoridad sobre el tema de tu interés (a través de tu blog), puedes acercarte con ellos y ofrecerte a responder preguntas. Ellos estaban encantados de que yo les ayudase, pues todos los partners elevan el valor de su servicio.
×