“Elegimos a Top Position para desarrollar nuestro plan de marketing digital y los resultados han sido muy favorables. Gracias a las campañas de SEO y de publicidad en Google hemos aumentado en más de un 300% las solicitudes de presupuesto. Además, han sido una parte integral de nuestra incursión en las redes sociales. Todo esto de la mano de un equipo joven, profesional y proactivo”
No es ningún secreto que el contenido es el elemento base sobre el que se sostiene el SEO. Nosotros hacemos gran hincapié en este sentido, y es algo que ya debería de saber si eres lector habitual de esta página. El conocido como content marketing jugará un papel fundamental en tu estrategia y tu posicionamiento en buscadores. Tenemos diferentes publicaciones que mostrarte y que te ayudarán a profundizar en el tema. Entre otras, te recomendamos las tendencias en marketing de contenidos para 2018 o cómo medir el ROI de tu estrategia de content marketing. Si quieres algo más concentrado, aquí unos pequeños tips enfocados en la relación amorosa entre el contenido y el posicionamiento.

Truco: en la newsletter de la compañía, conviene facilitar todos los enlaces a los perfiles de las redes sociales, página web o formulario de contacto para generar tráfico web. Parece obvio, pero aún se reciben muchos boletines que no lo tienen presente. Con un simple click, puedes tener a un suscriptor navegando por tu página web y poniéndose al día de los últimos contenidos.
Obviamente también tiene unos costes, pero mucho menores en comparativa al SEA – PPC, de ahí que sea primordial su implementación a lo largo del tiempo mientras se complementa esta estrategia con publicidad de pago, hasta que se llegue al punto en que no se tengan posicionados esos términos y no sea necesario realizar esas inversiones. Esto se logra aplicando todo tipo de factores de posicionamiento SEO On page y SEO Off Page.
Como dijo Jack el Destripador: vamos por partes. En primer lugar, lo más sencillo: entender qué es un buscador. Google, Bing o Yandex son buscadores. También conocidos como ‘motores de búsquedas’, son sistemas que buscan archivos almacenados en servidores web. Para hacerlo, recurren a las conocidas como spiders (arañas web). En los tres casos señalados anteriormente, el usuario introduce una palabra clave y el buscador lanza una serie de direcciones web en los que aparecen temas relacionados con las palabras buscadas. Este listado es la famosa “Página de resultados del buscador”.
Este sitio Web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de tu navegación. Si continúas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Como usuario tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo, si así lo deseas, impedir que sean instaladas en tu disco duro, aunque deberás tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Truco: Como el tráfico web orgánico es un proceso lento, puedes ganar tiempo posicionando las palabras clave denominados ‘long tail’. Estas keywords tienen menor nivel de búsquedas que las principales, pero también menor competencia, por lo que puedes ganar visibilidad rápidamente por términos más concretos pero relacionados con tu página web. Quien mucho abarca poco aprieta.

En cualquier caso, tanto para SEO como para SEM debemos tener en mente que quien lo ejecute debe ser un profesional bien formado en estos ámbitos, y mejor si tiene experiencia. El mundo online cada vez es más competitivo y se ha profesionalizado mucho, por lo que si otros lo hacen mejor que nosotros, ya sea porque tienen más experiencia o mayor presupuesto y recursos, es más probable que se posicionen mejor. Por ello, tendremos que definir nuestros objetivos de marketing en base a con quién competimos, y ser razonables sobre lo que podemos conseguir con nuestros recursos.
Truco: se debe realizar una actualización periódica de los post. Aquellos que tienen un posicionamiento deficiente o que les falta ‘algo’ para aparecer, al menos, en primera página deben ser los primeros a retocar. Para pegarles un empujón se revisa la densidad de keywords, se insertan vídeos y enlaces internos, se incluyen long tail, optimización de fotografías y se completa con la información más fresca. Estas actuaciones y otras que mejoren la calidad del artículo harán que, en un tiempo, ese post mejore su puesto en el ranking del buscador y, por tanto, obtendrá un mayor flujo de tráfico web derivado de la visibilidad ganada.
En cuanto a la inversión en posicionamiento SEO, depende de muchos factores (aparte de los anteriores) pero principalmente de la rapidez con la que quieras o necesites posicionarte y de tu capacidad de inversión. Ten presente que el SEO comprende desde acciones de on-site/on-page, como puede ser la redacción de contenidos, el linkbuilding, la semántica de la web… hasta el off-site/off-page que comprende backlinks, intercambio de enlaces, post de autores invitados, compra de enlaces… aparte de las herramientas de pago para hacer las auditorías y análisis correspondientes. Por lo tanto en este caso no existe una cifra mínima estándar aproximada sobre la que puedas basarte.
Nada de contenido duplicado, of course. A veces lo damos por sentado, pero no está de más recordar que Google odia las copias. Herramientas como Google Search Console te ayudará a analizar tu página web y comprobar que todo es completamente original. También puedes hacer uso de otras herramientas que se dedican a analizar los textos de una página web en busca de posibles plagios (por ejemplo, Copyscape, Plagiarisma o el propio Google introduciendo el texto entrecomillado).
Como decía arriba, se trata del otro lado del SEO. Incluye todas las acciones y factores necesarios para un buen posicionamiento que están por  fuera de tu sitio. Cuando se habla de SEO offsite se piensa en linkbuilding pero está técnica es solo una pequeña parte.  Se necesitan implementar muchas más tácticas en post de gustar a los exigente buscadores.
Una vez que las páginas son rastreadas e indexadas, llega el momento en el que actúa el algoritmo: los algoritmos son los procesos informáticos que deciden qué páginas aparecen antes o después en los resultados de búsqueda. Realizada la búsqueda, los algoritmos revisan en los índices. Así sabrán cuáles son las páginas más relevantes teniendo en cuenta los cientos de factores de posicionamiento. Y todo esto sucede en cuestión de milisegundos. 
×