¿A qué se puede deber?….Quzá hay anuncios que como tienen un fin comercial ofrezcan al usuario un contenido que no es el que están buscando. Sin embargo, si se diseña la campaña SEM adecuadamente, esto no debería ocurrir en gran medida. Si la búsqueda tiene una intención comercial, un anuncio puede ser igual o más relevante que un resultado SEO, dada la gran información que puede contener (Google ha ampliado recientemente la extensión de sus anuncios).
El posicionamiento natural u orgánico es el que consigue una web de forma espontánea, sin que medie una campaña publicitaria.10​ Se basa en la indización o indexación que realizan unas aplicaciones denominadas arañas web para los motores de búsqueda. En esta indización, las arañas web recorren las páginas web y almacenan las palabras clave relevantes en base de datos.11​
En 2005, Google comenzó a personalizar los resultados de búsqueda para cada usuario, dependiendo de su historial en búsquedas previas, Google ofrecía resultados personalizados para usuarios registrados. En 2008, Bruce Clay dijo “el posicionamiento está muerto” debido a la búsqueda personalizada. Opinaba que resultaría irrelevante discutir como un sitio web se posiciona, puesto que su posición variaría en función de cada usuario, de cada búsqueda.
Los buscadores suelen mostrar resultados orgánicos o naturales en un área[cita requerida], a la par de resultados de pago. El posicionamiento en estas áreas de pago, requiere del pago de ciertos servicios especiales, como Google Ads o Microsoft Ad Center, y se conoce como marketing en motores de búsqueda (en inglés, search engine marketing, frecuentemente abreviado SEM).
Los buscadores ofrecen dos tipos de resultados en las búsquedas que hacen los usuarios por un término: enlaces patrocinados o anuncios publicitarios y resultados orgánicos o naturales. Ambos tipos de resultados, conllevan un tipo específico de posicionamiento y forman parte del posicionamiento SEM o Search Engine Marketing, que no es ni más ni menos que cualquier acción de Marketing dentro de los buscadores, sea de pago o no.
En el caso de la publicidad de pago (SEM), como se trata de un sistema de pujas, podemos elegir todas las palabras clave para las que queremos salir, pagando, claro, si recibimos clics por ellas. Ello permite identificar aquellas keywords que traen tráfico cualificado y que nos generan conversiones. Por lo tanto, nos sirve tanto para prospección como para conversión. No obstante, hay que tener cuidado, ya que si pujamos por palabras clave poco relevantes, los buscadores lo detectarán y nos harán pagar un coste extra para salir, dificultándonos aparecer o mostrándonos menos veces. Además, si pujamos por palabras clave muy amplias corremos el riesgo de recibir una gran cantidad de clics de baja calidad, que nos supondrán un coste elevado. Estas son las causas por las que para muchas búsquedas nadie se anuncia.
Los contenidos que aportan valor al lector enganchan y, de este modo, se conseguirán visitas recurrentes a la página web de lectores ya fidelizados o recomendaciones en otras páginas web que se traducirán en un aumento de visitas al blog. Para favorecer la difusión de esos contenidos es vital instalar botones sociales para compartir en redes sociales los contenidos facilitando a los usuarios su difusión.

PPC: la publicidad de pago es el método más rápido para conseguir tráfico web, pero también el más efímero, ya que en el momento en el que se acaba la inversión, se acaba el flujo de visitas. Además, con esta publicidad no se mejora el posicionamiento de la página web, sino de los anuncios. Cuando se está empezando puede ser un buen método para conseguir tráfico web rápido y disfrutar de una visibilidad prácticamente inmediata.


Prueba, crea pequeñas campañas con poco presupuesto, entre 1€ y 3€ al día, o comienza con una prueba de una campaña de 5€. Utiliza una segmentación demográfica y por intereses acorde con el artículo que vas a promover y analiza los resultados que consigues. En campañas de interacción con la publicación puedes llegar a obtener un coste por interacción menor al céntimo de euro.
Trabajar tu content marketing para aparecer en medios de comunicación digitales. Si ofreces un contenido original y de interés puedes llamar la atención de distintas páginas para que te publiquen, o bien puedes optar por plataformas de subida de notas de prensa gratuitas. Tal vez pienses que esto no te ayudará en tus ventas finales, pero sí que te beneficiará, no solo en el aspecto SEO, sino también en ganar visibilidad, confianza, más tráfico a tu web, imagen de marca, etc.
El posicionamiento natural, dada su complejidad y la alta competencia constante y creciente que tiene (entre otras cosas porque se pueden llevar a cabo acciones de SEO sin necesidad a priori de una inversión), es cierto que puede generar un aumento significativo de tu tráfico web en un tiempo cercano a 3 meses, pero si definimos como “objetivo” a estar en las primeras páginas y lo más cerca posible de la primera posición en la primera página, entonces es necesario un tiempo mayor para poder acercarte a esas posiciones, aunque como podrás imaginar, esos resultados dependen directamente de los factores que hemos visto en el punto anterior: sector, objetivos, y palabras clave.

Llevar a cabo una buena estrategia de marketing de contenidos es vital para el rendimiento de una página web. Además de ayudar en materia de posicionamiento orgánico, tal y como hemos visto antes, la redacción de contenidos satisface necesidades de los usuarios y les proporciona soluciones a posibles situaciones. De este modo, se consigue transmitir una imagen muy positiva, al compartir los conocimientos y ofrecerlos de un modo altruista y desinteresado.
Truco: se debe realizar una actualización periódica de los post. Aquellos que tienen un posicionamiento deficiente o que les falta ‘algo’ para aparecer, al menos, en primera página deben ser los primeros a retocar. Para pegarles un empujón se revisa la densidad de keywords, se insertan vídeos y enlaces internos, se incluyen long tail, optimización de fotografías y se completa con la información más fresca. Estas actuaciones y otras que mejoren la calidad del artículo harán que, en un tiempo, ese post mejore su puesto en el ranking del buscador y, por tanto, obtendrá un mayor flujo de tráfico web derivado de la visibilidad ganada.
Con el marketing de contenidos se consigue atraer a clientes potenciales, pero también podemos encontrar tráfico web que simplemente consuma los contenidos de la página con una finalidad informativa o para adquirir conocimientos. Este tipo de audiencia, en el momento que tenga que realizar una compra o contratar un servicio, tendrá en cuenta a esa empresa por tenerla ya asentada en su mente y conocer el modo en el que trabaja.

SEO on page. La primera parte, y por la que habitualmente se suele empezar, es la optimización del propio site, ya que es de vital importancia que este sea adecuado a lo que demandan los usuarios y los buscadores para poder ir escalando posiciones en ellos. Para trabajar correctamente el SEO on page es necesario tener en cuenta ciertas variables que influyen en que tu web esté correctamente optimizada. Así, hay que realizar un análisis previo de palabras clave para saber qué keywords emplear, tanto en títulos y en subtítulos como en el contenido y, cómo no, en las URL. El tiempo de carga también hay que trabajarlo, así como esforzarse por mejorar la experiencia del usuario. Y, por último, no te olvides de la optimización del código.
Otro factor para tener en cuenta es el tiempo de carga, puesto que es importante para el SEO. Cuanto más rápido sea el sitio, más fácil será visitar e indexar una página. Las imágenes influyen en el tiempo que se carga un sitio web, especialmente cuando se carga una imagen grande y se muestra muy pequeña, como usar una imagen de 2500 × 1500 píxeles y mostrarla a un tamaño de 250 × 150 píxeles. Aquí lo ideal es escalar la imagen al tamaño que quieras mostrarla.
En cualquier caso, tanto para SEO como para SEM debemos tener en mente que quien lo ejecute debe ser un profesional bien formado en estos ámbitos, y mejor si tiene experiencia. El mundo online cada vez es más competitivo y se ha profesionalizado mucho, por lo que si otros lo hacen mejor que nosotros, ya sea porque tienen más experiencia o mayor presupuesto y recursos, es más probable que se posicionen mejor. Por ello, tendremos que definir nuestros objetivos de marketing en base a con quién competimos, y ser razonables sobre lo que podemos conseguir con nuestros recursos.

Por defecto todos pensamos en Google y es que este buscador es el más avanzado a día de hoy en lo que al algoritmo de indexación se refiere. Este buscador es capaz de determinar en función del diseño, usabilidad, etiquetas, textos en la web, enlaces internos y externos, enlaces entrantes, .... cual será nuestra posición dentro de su directorio para según que palabras claves.
Definir una estrategia SEO con implicaciones a corto, medio y largo plazo y ejecutarla requiere del trabajo de uno o varios especialistas que conozcan perfectamente esta tarea. Ello incluye personal con conocimientos técnicos a nivel web para trabajar aquellos aspectos relacionados con la tecnología de nuestra web (velocidad de carga, optimización de etiquetas y código HTML…) y personal especializado en la generación de contenido, es decir, personas que sepan escribir y comunicar. En muchas ocasiones es difícil encontrar una persona que sea capaz de trabajar con eficacia ambas, por lo que puede ser interesante disponer de dos perfiles diferentes (uno más técnico y otro enfocado en la redacción y copy) o trabajar con una agencia que dé el servicio completo. En caso contrario, nuestra estrategia SEO puede cojear. 
×